FAMOSOS BUQUES ESPAÑOLES

Las naves del Descubrimiento

Las nave capitana de la Batalla de Lepanto

La nave Victoria de la primera circunnavegación de la Tierra por Magallanes y Elcano

La Atrevida y la Descubierta de la expedición de Malaspina

La Corbeta María Pita

El Submarino de Narciso Monturiol

El Submarino de Isaac Peral

Las naves de la gesta del Descubrimiento de América: Aunque es habitual hablar de "las tres carabelas" (si, eso, como el "trío calaveras") en realidad no se trataba, como es bien sabido de tres carabelas, sino de una nao - la Santa María (ex La Gallega) - que mandaba Cristóbal Colón y dos carabelas - la Pinta y la Niña-, al mando de los hermanos Pinzón

 

 

 

 

Galera Capitana "La Real" en la que Don Juán de Austria participó en la batalla de Lepanto: Aunque las galeras - de cuya existencia hay constancia histórica desde el año 3000 A de JC - habían ya sido sustituidas por embarcaciones de propulsión exclusivamente vélica a partir de la edad media en las costas Atlánticas, en las mediterráneas todavía se utilizaban las galeras dotadas de largas filas de remos cuando estaba para terminar el siglo XVI.

La flota cristiana que al mando de D. Juan de Austria se enfrentó y derrotó a la flota Turca en la batalla de Lepanto en 1571, se componía aún de este tipo de embarcaciones. Don Juán de Austria participó en la misma a bordo y al mando de "La Real" construida en las Reales Atarazanas de Barcelona, salvándose de su hundimiento - y quizás derrota en la batalla - por la Sultana, gracias a la intervenciones de Colonna y Bazán que acudieron en su ayuda.

La nao "Victoria" que completó la primera circunnavegación de la Tierra. Magallanistas de siempre, queremos rendir homenaje a este ilustre navegante, cuya fama ha quedado para siempre eclipsada por la de nuestro Juan Sebastián Elcano, que a la muerte del primero completaría la primera circunnavegación de la Tierra, a pesar de que cuando la invernada de Puerto San Julián fuera uno de los amotinados que se alzaron para regresar a España.

 

 

 

h

 

La Atrevida y la Descubierta de la expedición de Malaspina: El marino italiano Alejandro Malaspina dirigió una expedición científica enviada por la corona española, expedición que recorrió América, Asia y Oceanía entre 1789 y 1795. Su propósito era aumentar el conocimiento de la flora y la fauna y de los pueblos que habitaban las colonias hispanas. En las naves de la expedición, la Descubierta y la Atrevida, se embarcan más de 200 hombres. Junto a los marinos profesionales, se encuentran pintores y naturalistas. El viaje exploratorio los lleva hacia el Río de la Plata, las costas patagónicas, las Islas Malvinas, la Isla de Guam, las Filipinas y la Polinesia. A su regreso, la expedición trae el conocimiento de 14000 especies botánicas nuevas, 900 ilustraciones y el estudio de 500 especies zoológicas de tres continentes. La exploración de Malaspina alcanza el mismo brillo que las exploraciones de James Cook o Bouganville; pero su estrella fue injustamente apagada por las intrigas de Manuel de Godoy, el hombre más influyente en la corte de Carlos IV, quien, temeroso del prestigio de Malaspina y de su posible amenaza para su propio poder político, convence al rey para ordenar su destitución y prisión, permaneciendo esta expedición en el olvido durante mas de un siglo. Los nombres de estas dos naves fueron posteriormente utilizados por la Armada para bautizar a algunas de sus unidades quizás como desagravio a tanta ingratitud e injusticia.

El

 

El submarino de Isaac Peral: El Submarino de Isaac Peral Caballero

 

 

 

 

 

El submarino de Narciso Monturiol: El Submarino de Narciso Monturiol

 La Corbeta María Pita: Transportó la expedición Balmis que distribuyó la vacuna contra la viruela por todo el mundo, en una de las mas importantes gestas humanitarias y científicas.